Historia Goldwing

img_goldwing

La Honda Goldwing  es una motocicleta de turismo diseñada y fabricada por Honda. Su primera versión se introdujo en octubre de 1974. A lo largo de sus años de existencia, ha sufrido numerosas modificaciones en su diseño. En 1975, la Goldwing montaba un motor bóxer de 4 cilindros y 999 cc., que con los años acabaría evolucionando, hasta contar desde 2001 con un motor bóxer de 6 cilindros y de 1832 cc.

primeras-honda-goldwing-historiaSe fabricaron más de un millón de motocicletas Goldwing en la planta de Marysville, Ohio desde el año 1974 hasta 2009, cuando la producción de este modelo se paralizó. Honda decidió mover la producción una la planta situada en la Prefectura de Kumamoto, Japón en 2011, para que a partir de 2012 volver a estar en el mercado.

La comodidad de estos modelos la convierte en un medio de transporte ideal para realizar viajes largos de manera confortable. No es extraño ver grupos de aficionados a las motos conduciendo en fila con sus brillantes monturas y sus cascos conectados por radio.

Tras más de treinta años de fabricación, ha sufrido algunas modificaciones de diseño y un aumento de potencia en sus motores.

honda-goldwing-blancaCuando montamos en una Goldwing, sentimos que estamos sobre una moto diferente. Es como si nos sentáramos en un cómodo sillón de cuero de calidad en nuestra casa, con respaldos que nos envuelven casi por completo en asientos independientes, cada uno con un reposacabezas individual.

Estas motocicletas cuentan con casi todos los extras de los que se pueden encontrar en un automóvil, llegando a incluir incluso calefacción y radio, como si estuviéramos en la cabina de un coche.

 Este modelo es un lujo al que los aficionados a viajar en moto por rutas de carretera aspiran, ya que aporta una experiencia diferente a la que se puede obtener pilotando cualquier otro modelo de calle o carretera, principalmente por el confort que ofrecen. Por esta y otras razones son modelos muy valorados, que se cuidan con cariño y se realizan todas las labores de mantenimiento necesarias para garantizar el perfecto funcionamiento y la máxima vida útil posible.

 Tras fabricar más de un millón de unidades en la planta de producción que Honda tiene en lo Estados Unidos, más concretamente en Ohio, hace unos años se decidió mover a Japón, por lo que se paralizó la salida de estas joyas a la espera de una reconversión y el lanzamiento de nuevo de estas valiosas monturas, quizás con un nuevo diseño más renovado tratando como siempre impresionar al público.